Lo llaman democrácia y NO LO ES

Lo que he visto hay en el Congreso de los Diputados, con motivo de aprobar (o no) la Ley Orgánica que autoriza la abdicación del Rey, es un ejemplo de la pantomima que es la democracia que nos hemos impuesto (por inexperiencia y por estar sometidos al "ruido de sables") al aprobar la Constitución del 78.

He visto a un Rubalcaba hablando de ser republicano pero que POR COHERENCIA tenía que apoyar la continuidad de la monarquía parlamentaria sin contar con la opinión de los españoles.

¿Coherencia? ¿Cómo es posible que hable de coherencia cuando, hace unos meses, pedía libertad de voto para la ley del aborto y ahora, en un asunto tan importante como este, no se de libertad de voto a los diputados?.

Nos hemos acostumbrado a la mierda esta de la "disciplina de voto"; pero ¿como puede llamarse democrático y como se puede considerar legal una votación, nada menos que en el Parlamento español, donde no se respeta la libertad de voto?

¿Disciplina de voto? ¿Esto qué es? ¿Os imagináis que vuestro jefe, vuestro padre, vuestro marido, vuestro profesor, os obligue a votar lo que él quiera en nombre de la "disciplina de voto" o si no os pone una multa o os hecha del trabajo? (a los diputados los echa de las próximas listas del partido).

Algunos dirán: es que una cosa es el voto de los ciudadanos (que me los paso por el ano) y otra cosa es el voto de los parlamentarios. ¡Con más razón aún!. La cámara están formadas por parlamentarios elegidos en circunscripciones provinciales, en donde los elegidos en cada provincia se suponen que (en esta democracia representativa ¡JA!) representan a los ciudadanos de esa provincia. Pero, ¿para qué sirve que vote a los diputados en una lista cerrada y bloqueada de la circunscripción de Alicante, si cuando llegue al Parlamento tiene que votar lo que le diga Rubalcaba.

Le llaman democracia y no lo es. Se hacen las elecciones nacionales con circunscripciones provinciales para lo que les interesa (favorecer a los grandes partidos a que acaparen la mayor parte de los escaños) y el Parlamento se comporta como una circunscripción única, para que se decida lo que diga la casta y no lo que quieren los ciudadanos que han votado en clave provincial. Para lo que me interesa si y para lo que no me interesa no.

Podemos tiene, en mi opinión, que apoyar la libertad de voto de los parlamentarios, tanto si hay circunscripción única como si la circunscripción es provincial para que lleve al parlamento lo que quieran aquellos que él representa.

Lo llaman democracia y no lo es. El Parlamento es una farsa donde se supone que se parlamenta y se decide sobre lo parlamentado; pero no es así. SE DECIDE LO QUE QUIERE EL PRESIDENTE-DICTADOR ENCUBIERTO; porque la oposición no puede hacer nada ya que no tiene mayoría y el partido mayoritario tampoco puede hacer nada, por la disciplina de voto, se limitan a apretar el botón que le dicen.
Si la labor de los parlamentarios es apretar el botón que le obliga su jefe de filas, ¿no sería más barato despedirlos a todos, menos a los jefes del partido y que sean estos los que aprieten tantas veces el botón como escaños tuvieran. (Además, ahora existen unos teclados que poner el número de escaños que tienes, pulsas "Enter" y ya está).

¿No sería más barato, rápido y lógico que salga Rajoy pulse "185" "Intro", salga Rubalcaba y pulse "110" "Intro", etc que ver esta pantomima de parlamentarios votando, uno por uno, lo que le obliga a votar su jefe?

NOTA:
Ya he dicho lo que quería decir. Ahora hago una ampliación, para los interesados en curiosidades históricas.

Este sistema parlamentario ya fue inventado por los romanos hace unos 2.000 años. En 44 a.d.c. Julio Cesar fue asesinado por los senadores romanos al quitarle competencias y erigirse como dictador. Lo sustituyó su sobrino nieto Octavio Augusto. Este, para dirigir los destinos de Roma, como emperador, sin correr el peligro de ser asesinado, se le ocurrió el siguiente sistema:

  1. Devolvería todas las competencias a los senadores. Estos eran libres de debatir y decidir sobre lo que quisieran.
  2.  Él se reservaba una sola competencia: la de elegir y sustituir a los senadores.
Una sola competencia, pero que era la clave; porque los senadores podían hacer lo que quisieran, siempre que no le disgustase a Augusto. Así pues, los senadores no eran total mente libres para hacer lo que quisieran, siempre tenían que tener presente si lo que iban a hacer le gustaría o no a Augusto. En caso de duda, le preguntaban, y él les "recomendaba" o los "asesoraba". Como veis, es muy similar a lo que tenemos.

(Este comentario lo publiqué en otro blog el 12 de Junio de 2014, pero lo he pasado a este blog donde reuno todas mis opiniones políticas, más recientemente)

Comentarios